Coaching de Vida

INILID - Instituto Internacional de Liderazgo
En Bogotá D.C.

Precio a consultar
¿Quieres hablar con un asesor sobre este curso?
Compara este curso con otros similares
Ver más cursos similares

Información importante

  • Capacitación
  • Bogotá d.c.
Descripción

Esta capacitación ha sido consultada también por otros usuarios como tú desde el día en que fue publicada en Marzo de 2010. Es tu momento para aprovechar esta capacitación que te ofrece INILID - Instituto Internacional de Liderazgo: En este centro puedes contar con una educación personalizada. Completa tus estudios desde la población de Bogotá D. C. con el programa de esta capacitación que te capacitará para nuevos retos, dándole un valor añadido a tu Hoja de Vida. Conviértete en un experto de planificación de la producción, fusiones y adquisiciones y gestión de pymes y aprende todas las nociones básicas para profesionales de Habilidades directivas, necesarias en el mundo laboral de Consejero Delegado, Presidente o Vicepresidente. Dedica 5 minutos de tu tiempo a valorar este centro y ayuda a otros como tú a decidir mejor. La nueva programación del curso fue publicada en emagister en Marzo de 2010. INILID - Instituto Internacional de Liderazgo enseña cursos de Habilidades directivas desde 2010.

Información importante
Sedes

Dónde se imparte y en qué fechas

Inicio Ubicación
Consultar
Bogotá D.C.
Avenida El Dorado, Carrera 68 D No. 25B - 86 Of. 726., Bogotá, Colombia
Ver mapa

Programa académico

Presentación

El Coaching en la actualidad se presenta como una verdadera y nueva metodología, que logra de forma sorprendente el mejoramiento del desarrollo y la ejecución empresarial del individuo, de una manera personal y profesional.

Es importante hacer la diferencia entre otras profesiones como la terapia personal, asesoría, consultoría y el mentoring entre otras.

En el caso específico de la terapia, a diferencia del coaching, ésta generalmente trata de transformar algunos aspectos de la forma de ser de los individuos, trabajando sobre las emociones.

Para el coaching lo indispensable es apoyar a la persona para que pueda de una manera exitosa resolver los objetivos, retos y metas personales y profesionales que se propone.

Para tener estos resultados, en la mayoría de los casos, basta con un cambio de actitud y buscar métodos eficaces para continuar o volver a comenzar.

Todos nos hemos sentido en algún momento de nuestra vida con necesidad de cambiar, y en la mayoría de los casos lo primero que viene a nuestra mente es la resistencia y el temor; principalmente cuando lo anterior involucra aprendizajes hasta ahora desconocidos.

De igual manera somos muy susceptibles a nuevas emociones, que en ocasiones no nos permiten la suficiente serenidad para aceptar nuevos retos y compromisos para poder dar lo mejor de nosotros mismos. Lo anterior nos impide ver con claridad todas las oportunidades que tenemos de un cambio positivo en nuestra vida, permitiéndonos una real evolución y superación personal, aunque no veamos claramente el camino.

Con un panorama como el anterior la labor del Coach tiene vital importancia , ya que consiste precisamente en apoyar a las personas en un proceso de cambio o transformación, de manera que con sus propios recursos personales y profesionales, puedan realizarse; utilizando como base fundamental su paz interior y su bienestar dentro y fuera de su entorno, haciendo uso de todos los dones que nos ha dado el creador.

La idea principal radica en el descubrimiento de sus propias alternativas de soluciones, haciendo uso de sus capacidades y ser protagonista de sus propios objetivos y metas.

Con lo anterior la persona se propone reconocer su propia personalidad, haciendo un verdadero reconocimiento de sus limitaciones personales y profesionales.

Los Principios y valores que posee cada individuo son piezas fundamentales para el logro de sus capacidades y actuaciones.

El individuo debe ser capaz de reconocer su sentido de responsabilidad, haciendo una retroalimentación con su formación, experiencia, tratando siempre de que prevalezca como marco de referencia lo bueno, evacuando todos los problemas existentes y logrando eliminar de una manera natural, comprensiva y progresiva los malos episodios.

Si logra con todo lo anterior que las personas concreten sus sueños en objetivos, retos y metas, basados en su experiencia personal, sus conocimientos, oportunidades, buscando siempre la excelencia y la eficiencia en lo que emprendan y con todo lo anterior proponer mejores y mayores cambios en su entorno, podemos decir entonces que la labor del Coach ha sido exitosa y efectiva. Al último le corresponde facilitar las herramientas necesarias, dar aliento y ánimo apoyándolos en corroborar que pueden hacer realidad todo lo que se proponen con perseverancia, creándose ambientes motivadores y con una actitud proactiva.

Es importante que el coach aporte todos sus conocimientos, para así contribuir a que la persona pueda hacer comparaciones de experiencias y conocimientos vividos, que son los que le dan un verdadero sentido a lo que hace, convirtiéndolo en su propia competencia personal, que finalmente impulsará su crecimiento.

En todo éste proceso es necesario activar la conciencia de todo individuo que participa en el coaching, en donde encontrara sin lugar a dudas su creatividad, su capacidad y calidad personal.

El resultado de cada visión y misión que nos proponemos los seres humanos, está precisamente en nuestro interior, y su resultado y aplicación depende de nosotros mismos.

El poder de la metodología en mención, radica en la confrontación que existe entre el que la practica y el que la guía, ayudándolo éste último, a deducir sobre sus propias ideas, con las que finalmente concluirá sobre la base de lo más conveniente y cónsono con su realidad, siempre jugando el papel de protagonista.

Le corresponde al coach crear un ambiente empático con el participante, con el propósito de crear un vínculo de comunicación efectiva. Para lo anterior es necesario elaborar una serie de preguntas que le permitan conocer más sobre el participante y sus intereses.

Su participación debe ser activa, logrando enseñar a como desarrollar habilidades, observando y poniendo en evidencia lo que ocurre. Al final le corresponde evaluar y proponer el mejoramiento continuo guiado por la propia conciencia del participante.

En síntesis podemos decir que el Coaching es un arte que nos permite trabajar con las personas, con el propósito de que obtengan resultados no esperados, logrando el mejoramiento de su desempeño. El proceso alcanza nuevas maneras de ser y de hacer, en donde todos los participantes sienten el gran cambio entre el antes y el después, rompiendo viejos paradigmas.


Compara este curso con otros similares
Ver más cursos similares