Taller de Poesía - Online

Taller de Escritura
Online

75 € - ($ 237.869)
¿Quieres hablar con un asesor sobre este curso?
Compara este curso con otros similares
Ver más cursos similares

Información importante

  • Taller
  • Online
Descripción

Dirigido a todos los interesados en la escritura y la poesía.

Información importante

Programa académico

• Duración: Nueve meses • Apertura de grupos: Enero 2009. Inscripción abierta hasta el 12 de enero. Plazas limitadas. Se abrirán también grupos en Marzo de 2009.
Introducción
Este taller a través de internet, diseñado e impartido por el poeta Andrés Fisher, se desarrolla a partir de propuestas de trabajo acompañadas siempre de material teórico y de recursos técnicos, de la poesía y de los poetas que la escriben y que reflexionan sobre ella.
Taller nos acerca a trabajo manual, al lugar donde se trabaja una obra de manos. Poesía nos lleva en dirección opuesta pues connota con belleza, idealidad, lirismo o sentimiento hondo.
Un taller de poesía, entonces, será una combinación de estas dos áreas. Porque el acercamiento a la poesía dentro de un taller significa trabajo consciente y metódico sobre nuestra materia: la palabra poética, que al mismo tiempo nos llevará por los caminos de la imaginación, de la emoción y la inteligencia.
El taller se desarrollará a partir de propuestas de trabajo que se irán planteando en cada sesión y tendrá un correlato en cuanto a la aportación continua de material teórico y recursos técnicos; de poesía y de los poetas que la escriben y que reflexionan sobre ella.
El coordinador del taller propondrá las propuestas y entregará el material y periódicamente contestará y comentará las respuestas que vayan enviando los miembros del taller
El taller también pretende ser una aventura. Un periplo de nueve meses por el que transitar como en un viaje del que solo conocemos a grandes rasgos el itinerario y que nos puede acercar y asentar en los dominios de la poesía.
Descripción

En poesía se permite todo, nos dice el poeta Nicanor Parra y creo que este es un magnífico comienzo para invitaros, a todos los que hayáis abierto esta página, a que investiguéis sobre vuestra propia capacidad poética. Medio siglo antes, Unamuno escribía: Piensa el sentimiento, siente el pensamiento. Gamoneda, en los días que corren, dice que poesía es la creación de objetos de arte mediante el lenguaje y Joao Cabral de Melo Neto, a mediados del siglo XX afirmaba que a tinta y a lápiz se escribe toda poesía.

Comenzamos con citas porque nos ayudan a circunscribir el espacio del taller. Seguimos con libros y nos acercamos al Diccionario de la Real Academia. Allí encontramos que la primera definición de "taller" nos acerca a trabajo manual, al lugar donde se trabaja una obra de manos. "Poesía", de acuerdo con la misma fuente, nos lleva a belleza, idealidad, lirismo o sentimiento hondo.

Un taller de poesía, entonces, ha de ser una combinación de estas dos áreas. Porque el acercamiento a la poesía dentro de un taller significa trabajo consciente y metódico sobre nuestra materia: la palabra poética, que al mismo tiempo es ampliación de conocimiento a través de los caminos de la imaginación, la emoción y la inteligencia.

Objetivos
- Generar un espacio cordial y amplio de diálogo donde compartir y trabajar sobre poesía y los poemas de los participantes del taller
- Producir una dinámica de funcionamiento que tome elementos de un taller presencial pero que no olvide su particularidad: desarrollarse enteramente mediante la palabra escrita.
- Ampliar y desarrollar los conocimientos sobre la composición de los propios poemas así como de la poesía y sus diversas aproximaciones y tendencias.
- Lograr un acercamiento a los lenguajes poéticos y al conocimiento que implican como parte de una aventura; de un viaje de seis meses a través de internet..

Programa
La primera acepción de taller nos acerca a trabajo manual. Así, taller es el lugar en que se trabaja una obra de manos. Los significados asociados a escuela o seminario de ciencias o artes, o al conjunto de discípulos de un maestro son posteriores.
Los significados de poesía van por otros caminos pues connotan con belleza, idealidad, lirismo o sentimiento hondo. (No hay que olvidar, en todo caso, que poesía deriva del griego poiesis: creación, que deriva de poieo: yo hago).
Un taller de poesía, entonces, tiene que abarcar las dos vertientes. Porque el acercamiento a la poesía dentro de un taller significa trabajo consciente y metódico sobre nuestra materia, lo que nos acerca a la labor que se hace en una obra de manos. Al mismo tiempo la materia con la que tratamos: la palabra, es la que nos llevará por los caminos de la imaginación, de la emoción y de la inteligencia. De la belleza, con las distintas formas que tiene de manifestarse en estos tiempos postmodernos. Poesía, según Antonio Gamoneda es:

la creación de un objeto de arte cuya materia es el lenguaje.

La palabra como materia de la construcción literaria que con más propiedad es un arte: la poesía. Construcción es otra palabra a tener en cuenta, pues la poesía, y más aun en el seno de un taller, se construye de manera no demasiado distinta a como un pintor usa los colores o el escultor la piedra o el metal para construir su obra
La idea de construcción, de trabajo y de método nunca nos deben alejar de la idea de belleza o de emoción; de humor o lucidez. La emoción y lo sensible son una de las materias de la poesía pero una entre otras. En este sentido, Unamuno nos dice:

Piensa el sentimiento, siente el pensamiento;
que tus cantos tengan nidos en la tierra
y que cuando en vuelo a los cielos suban
tras las nubes no se pierdan.

Esto, además, tiene relación con el funcionamiento de la mente humana, pues toda emoción está sustentada por esbozos de pensamiento así como lo sensible permea todas las tareas de la razón. No hay que olvidar que el elemento distintivo del homo sapiens es la palabra: la materia de la poesía.
Entonces, una de las tareas fundamentales a las que nos abocaremos en el taller será la de la composición. La de cómo hacer o construir los poemas, pues resulta evidente que la intuición y eso difuso que se denomina inspiración encontrarán un suelo más fértil en aquel que se preocupe y sea consciente del proceso de construcción de sus propios poemas. En el que al tiempo de estar atento a lo que pasa delante de sus ojos o detrás de ellos, trabaja con el resultado de esos momentos sabiendo lo que la gastada frase nunca se cansa de repetir: la poesía se escribe con palabras y no con ideas o iluminaciones.

El desarrollo del arte contemporáneo en su transcurso por el siglo XX ha tenido una honda repercusión sobre los lenguajes del arte. Así, la pintura ha podido desprenderse de la representación y la poesía, siguiendo a Joao Cabral de Melo, ya no necesita que el poeta domine necesariamente un determinado tipo de técnicas retóricas o métricas. Esto casa con el aserto de Nicanor Parra cuando espeta: En poesía se permite todo

Escriban lo que quieran
En el estilo que les parezca mejor
Ha pasado demasiada sangre bajo los puentes
Para seguir creyendo --creo yo
Que solo se puede seguir un camino
En poesía se permite todo.

Entonces, en poesía hoy caben desde las invocaciones a las musas hasta fragmentos de anuncios televisivos; desde un soneto en endecasílabos o alejandrinos hasta composiciones tipográficas, versos libres, versículos o bloques de texto que incluyan conocimiento enciclopédico. Todo esto vale, o puede valer siempre que esté bien hecho, que funcione. Dilucidar que significa esto, la esencialidad subjetiva del hecho que un determinado texto funcione o no, será otra de las tareas importantes del taller.

Otra área en la que desarrollaremos el taller será en la introducción continua de poetas, su poesía y los textos acerca del oficio de la escritura. En el arte de escribir, de componer poemas no hay recetas y cada obra debe desarrollarse de acuerdo a parámetros que van surgiendo de su mismo desarrollo. En este proceso la lectura juega un papel fundamental.
La lectura constante de la poesía, junto con el placer que conlleva y el conocimiento que proporciona, es acaso la mejor guía para ir adentrándose en el oficio del poeta. Por eso, a lo largo de cada entrega iremos introduciendo poetas, desde Homero hasta los contemporáneos y sus textos serán una guía de la que iremos aprendiendo y sobre la que iremos trabajando.
Esta relación con la obra preexistente forma parte de lo que podríamos llamar la educación de la mirada, o de los sentidos y es de gran valor a la hora de ir encauzando la producción de la propia obra. Al mismo tiempo, los comentarios sobre las obras presentadas podrán servir de importante centro de discusión sobre el que ir desarrollando el taller.

El papel del coordinador de un taller es sustancialmente distinto al de un profesor que da una clase. Curioso oficio el de la poesía, que no se aprende en academias ni universidades dado que el material que usa es la moneda de cambio más común y usual: el lenguaje, que se presupone conocido por todos. La poesía se construye con las mismas palabras que a diario vertebran la vida: será su ordenación peculiar, las particularidades de su composición lo que le otorgue el poder que aun hoy, en una sociedad desacralizada y en un mundo desencantado la hace ser una parte vital de la cultura al tiempo de seguir relacionándose con el misterio y la magia.
La tarea, entonces, del coordinador, mucho más que ser la de un corrector de los ejercicios de los talleristas o un dictador de normas que debieran de ser seguidas, será la de alguien que observe y que sugiera. La de una compañía dialogante que pueda ir mostrando imágenes o maneras de hacer a lo largo de un camino. Muy apropiada aquí resulta una cita de Hermann Hesse :
Yo no puedo darle nada que no exista dentro de usted. Yo no puedo presentarle ninguna otra galería de cuadros que la de su alma. No puedo dar a usted nada; solo la ocasión, el impulso, la clave.

Antes de iniciar la andadura, deberíamos enfrentarnos a ella como a un periplo. Esto en su primera acepción de viaje de circunnavegación y también en la última de trayecto espiritual.
Un taller de nueve meses puede ser una aventura no distinta a un viaje del que solo se conoce a grandes rasgos su itinerario. Entonces, a soltar amarras y a adentrarse en los dominios de la poesía

Las lecciones se estrcuturan siguiendo el siguiente esquema:


Presentación de los participantes
Variaciones sobre poemas
Las palabras
La metáfora
El tema
La forma
El tono
El haikú
Las vanguardias
La poesía de amor
Las poéticas
Clausura

Metodología

-Trabajo en grupo
-El taller se estructurará el dos secciones. La primera que denominaremos El Taller propiamente tal, será precisamente el espacio del taller donde presentaremos las propuestas de trabajo. En este espacio, que será abierto para todos los miembros, se recibirán las respuestas y en él el coordinador hará los comentarios sobre estas. Es decir, será una metáfora de la mesa y de la sala donde se desarrollaría un taller presencial. Será, esencialmente, un espacio de diálogo y trabajo común que se podrá ver enriquecido con la comunicación y los comentarios directamente entre los miembros del taller. Aquí habrá una pequeña subsección que denominaremos Tareas de Poesía.
-A la segunda sección la denominaremos El Almacén y tal como su nombre lo sugiere, seré el receptáculo donde iremos haciendo un correlato del Taller. En el iremos aportando material dive

Información adicional

Forma de pago: El precio del taller es de 75 euros al mes y 30 euros en concepto de matricula.
Alumnos por clase: 20

Compara este curso con otros similares
Ver más cursos similares