El estrés laboral es una de las mayores afecciones que sufren jóvenes y adultos en la actualidad, con episodios de ataques de ansiedad en horario laboral y todo el deterioro de salud física y mental que conlleva el no saber gestionarlo de manera acertada.

MAESTRÍA INTERNACIONAL EN GESTIÓN DE TESORERÍA EMPRESARIAL
ESNECA BUSINESS SCHOOL.
$2.974.249
Ver más
MAESTRÍA INTERNACIONAL EN BIG DATA Y BUSINESS INTELLIGENCE
ESNECA BUSINESS SCHOOL.
$2.974.249
Ver más

¿Qué es el estrés laboral?

El estrés es una reacción fisiológica del organismo ante un estímulo que percibe como amenaza, necesaria para su supervivencia. El problema es que cuando este estímulo y su reacción son excesivos, la tensión acumulada se desborda y afecta al resto del organismo. Aunque no se trate de una enfermedad física, sí afecta el cuerpo humano y le impide funcionar de manera adecuada.

Cuando es el trabajo el que causa el estrés, el cuerpo reacciona igual, pero con el añadido de que en esa situación se ven involucrados otros factores que tienen que ver con la vida de oficina, las obligaciones y las exigencias por parte de los jefes. En este contexto, las “amenazas” que tu cuerpo percibe son las fechas de entrega, las responsabilidades, el poco tiempo que tienes de cumplirlo todo, entre otros.

¿Cómo se origina la ansiedad laboral?

Una empresa con un mal ambiente laboral es un terreno fértil para que sus trabajadores sufran de ansiedad laboral y estrés. Aunque muchas no quieran verlo, esto representa un problema enorme de productividad para cualquier organización, además de reflejar una pobre gestión. Y esto suele ser incómodo de aceptar, sobre todo el hecho de que la culpa recaiga en la dirección.

Empresas con este tipo de ambiente viciado suelen ser empresas con una alta rotación de empleados; esto provoca quiebres en los ritmos de productividad, porque siempre hay alguien en formación que no sabe bien cómo hacer las cosas. ¿Qué causa esto? Que se acumulen los objetivos por cumplir y recaiga más estrés en el resto del equipo.

Otra causa de estrés dentro del ambiente laboral es la forma de tratar y dirigirse a los empleados. Las tácticas de manipulación, los malos modos y las amenazas de despido no le hacen bien a ninguna de las partes: el trabajador se sentirá desmotivado, atacado y disminuido, y la empresa percibirá el decrecimiento de su producción, el incumplimiento de sus objetivos y sus ganas de irse. Aunque parecen situaciones extremas, son muy comunes entre empresas y en algunas parece, incluso, la norma.

5 formas de enfrentar el estrés laboral

Aunque no sea evidente a primera vista ni reste movilidad, el estrés es una condición perjudicial para la salud física y mental si no se controla de manera adecuada. Para mejorar el manejo de situaciones estresantes, es necesario aprender a identificar situaciones que lo provoquen. Una buena estrategia es anotar pensamientos y situaciones puntuales que atravieses en tu día a día; de esta manera tendrás frente a ti aquellos sentimientos que te estresan y pensar en maneras para combatirlos.

¿Qué más puedes hacer?

  • Busca actividades que te distraigan

El ejercicio es la actividad más recomendada porque pone el cuerpo en movimiento, estimula la producción de endorfinas, arregla el ánimo, mejora tu condición física… Las ventajas son infinitas. Sin embargo, se trata de que encuentres una actividad que te interese lo suficiente como para mantener la mente distraída. Puedes intentar actividades como yoga, pilates, natación, clases de baile, paseos en bicicleta, ir al cine, leer un libro al mes o probar un nuevo videojuego. Los pasatiempos son una buena dinámica para distraer la mente y relajarte.

  • Marca límites

Tanto en la vida personal como en la laboral, es importante aprender a poner límites de todo tipo para mantener un buen balance. El internet hace que estemos disponibles las 24 horas del día, lo que ocasiona que muchas empresas olviden los límites y quieran contactar con sus empleados durante su tiempo libre o en horarios fuera de la oficina. No solo no es correcto, sino que estás en tu derecho de dibujar tu línea y no estar disponible hasta el lunes a primera hora. Poner el teléfono en silencio a ciertas horas o no revisar el correo laboral fuera de la oficina son algunas medidas efectivas para marcar límites.

  • Descansa lo suficiente

El estrés nos agota mental y físicamente, ¿y qué pasa si además de eso no descansas bien? Exacto, que el desempeño laboral será deficiente. Es importante que te garantices tiempo de calidad para descansar, lo que implica desconectarte del trabajo cuando salgas de la oficina, no mirar tu ordenador durante las vacaciones y dormir 8 horas diarias.

  • Delega tareas

Cuando el trabajo es mayor a la cantidad de tiempo que tienes para completarlo, tienes dos opciones: asumirlo y desgastarte en el proceso o aprender a delegarlo. La segunda opción fomentará aspectos positivos en el ambiente laboral, mejorará el trabajo en equipo y te beneficiará a nivel personal.

  • Organiza tus obligaciones

Dicen que la organización es la clave del éxito. Establecer objetivos diarios y establecer prioridades ayuda a que tu mente se estructure mejor y te sea más fácil trabajar. La sensación de comodidad y tranquilidad aumentarán en tu día a día.

Conoce más sobre este tema en Emagister o síguenos en nuestro blog y entérate de las últimas actualizaciones de los centros educativos.

Maestría Internacional MBA en Administración y Dirección de Empresas
ESNECA BUSINESS SCHOOL.
$2.974.249
Ver más
Maestría Internacional en Business Intelligence y Big Data
ESNECA BUSINESS SCHOOL.
$2.974.249
Ver más
, ,

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *