Ante la situación que atraviesa el mundo con la pandemia y los efectos del coronavirus, las empresas al igual que sus empleados han sabido adaptarse a las nuevas circunstancias del momento. Remodelaciones, oficinas abiertas, distanciamiento y fomento del teletrabajo son las herramientas del momento ante la situación global.

Nueva normalidad en el trabajo

A pesar de que la curva de contagios empieza a estabilizarse, las empresas deben realizar una serie de protocolos para garantizar la salud de sus empleados.

MAESTRÍA INTERNACIONAL EN GESTIÓN DE TESORERÍA EMPRESARIAL
ESNECA BUSINESS SCHOOL.
$ 2.693.710
Ver más
Maestría Internacional MBA en Administración y Dirección de Empresas
ESNECA BUSINESS SCHOOL.
$ 2.693.710
Ver más

Muchas empresas han empezado a preparar sus oficinas adaptándolas a la nueva realidad laboral a causa de la pandemia. Estos nuevos espacios deben garantizar a las personas un distanciamiento de por lo menos 2 metros, reducir la densidad y el aforo en sus instalaciones creando turnos de trabajo, además de impulsar la conciencia ecológica y la migración hacia la digitalización.

Se desarrollan también protocolos de higiene para los trabajadores y sus puestos de trabajo, señalización que garantice la circulación segura y nuevas tecnologías como cámaras con control de temperatura corporal o sensores que evitan tocar zonas de uso compartido como ascensores o baños.

Los nuevos espacios en la empresa

La reinvención es una necesidad en el entorno actual, desde el diseño, el mobiliario y la decoración. En esta reinterpretación post Covid-19 de los lugares de trabajo, se deben adaptar los distintos estilos de operación de la oficina, para facilitar el rediseño de espacios centrados en la salud de los trabajadores y reforzar su seguridad con el fomento del teletrabajo.

Durante los meses de confinamiento se ha demostrado que el trabajo desde casa tiene efectos positivos tanto para las personas como para el medio ambiente. La reducción de la contaminación, la densidad poblacional en edificios y las calles y el decrecimiento del estrés a causa del tráfico y el ruido exterior.

Además de estos cambios positivos para las personas, las empresas han adaptado sus espacios de trabajo para garantizar la salud de sus trabajadores, a continuación, se mencionan las más importantes:

Reducción del aforo: las zonas de concentración de puestos de trabajo son las que están sufriendo mayores cambios de uso, además de combinar el trabajo presencial con el teletrabajo, la reducción en la densidad de personas y utilización del mobiliario para flexibilizar y maximizar la seguridad es de vital importancia. Reducir el número de sillas para bajar la tasa de ocupación, alternar los asientos en los puestos de trabajo, utilizar pantallas de separación como mamparas divisorias de mesas, separar los puestos en las zonas de reunión y delimitar las zonas con movimiento y circulación, son algunas de las medidas adoptadas por las compañías para garantizar la salud de sus empleados.

Controlar la concentración y la socialización: se ha cambiado la concepción del espacio mínimo vital del empleado, de 11m2 a 22m2 por persona. Además la reincorporación debe ser planificada con antelación, escalonada y progresivamente, entre 60% – 80% como máximo para evitar una aglomeración significativa de personal en un mismo lugar.
Fomentar los turnos de trabajo por equipos a lo largo de la semana con el fin de limitar el aforo y evitar aglomeraciones de trabajadores en la oficina. Intentar garantizar que por cada 4 personas exista un espacio de 10m2, respetar las medidas de protección personal: como el uso del tapabocas y la distancia de 2m, siempre que sea posible.

Apoyar las labores con el Home Office: afortunadamente la transformación digital del siglo XXI ha favorecido el mantenimiento y la posibilidad del trabajo desde casa, pero saber auto-gestionarse como empleado es importante, pues ayudará que el hogar no se convierta en una oficina los 7 días de la semana.
Crear un espacio dentro de la casa para trabajar, con una buena conexión a internet, un ordenador, una silla ergonómica, un escritorio y una buena iluminación, serán suficientes para facilitar la creatividad, el bienestar y la productividad.

Además de estos cambios es importante recordar que un lavado de manos con agua y jabón entre 8 y 10 veces al día durante 20 segundos, usar gel anti-bacterial en las estaciones de higienización, estornudar o toser cubriendo la boca con la parte interna del codo (antebrazo), evitar besos, abrazos o apretones de manos, desinfectar constantemente los artículos electrónicos como celular, teclado, mouse o pantallas y usar siempre la mascarilla, serán las medidas de protección personal más efectivas contra el contagio dentro y fuera de la oficina.

Si te pareció interesante esta publicación y quieres descubrir toda la oferta formativa de la ESNECA BUSINESS SCHOOL., ponte en contacto con Emagister y te ayudaremos a encontrar el curso perfecto para ti.

Si eres ya un estudiante de este centro y deseas contarnos tu experiencia ¡deja tu opinión en este formulario y ayuda otros estudiantes como tú a escoger mejor!

, , ,

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *