La afasia es una enfermedad neurológica del área izquierda del cerebro que afecta directamente al lenguaje: la expresión, la comprensión, la lectura y la escritura. Es un trastorno frecuente, y la edad media de los afectados ha descendido en los últimos años. Esto es debido al ritmo de vida, el estrés y los hábitos poco saludables, pasando de los 60 a los 35 años. Sus principales causas son sufrir un ictus (infarto cerebral) o un traumatismo craneoencefálico, niveles elevados de tensión arterial o colesterol, infecciones o tumores.

Recuperar la autonomía luego de una afasia es posible, iniciando el tratamiento por parte del fisioterapeuta y del logopeda en los primeros seis meses, pues es el periodo de tiempo vital en el que la recuperación y evolución se aprecian más. Pasado este tiempo el paciente sigue mejorando y adquiriendo habilidades, pero no de manera tan eficaz como antes.

MAESTRÍA INTERNACIONAL EN GESTIÓN DE TESORERÍA EMPRESARIAL
ESNECA BUSINESS SCHOOL.
$ 2.804.365
Ver más
MAESTRÍA INTERNACIONAL EN EXCEL BUSINESS INTELLIGENCE
Escuela Europea de Tecnologia y Comunicacion.
$ 2.804.365
Ver más

¿Cuándo se habla de afasia?

Se dice que esta es una alteración adquirida de la capacidad del lenguaje con la integridad de las escrituras neuromusculares formadoras del mismo, causada por una alteración del sistema nervioso central.

Se puede llegar a confundir con la disartria, la incapacidad de articular las palabras, la disfonía, cuando la persona pierde la voz a causa de una enfermedad laríngea y la dislalia, cuando el paciente nunca aprendió o terminó de desarrollar bien el aprendizaje del lenguaje. Sin embargo, ninguna de las anteriores hacen parte de la afasia.

Existen otras alteraciones que son parecidas a la afasia, como la parafasia semántica y fonémica. Las parafasias en general se desarrollan cuando los pacientes pueden hablar, pero remplazan las palabras. Se habla de semántica cuando el paciente cambia la palabra por algo relacionado, mientras que en la parafasia fonémica el paciente dice la palabra pero intercambia una letra, alterando la palabra original.

Características de evaluación del trastorno del lenguaje

Se deben estudiar 6 características principales para llegar a un diagnóstico de afasia. A continuación, una breve explicación de estas:

Fluidez: evalúa la capacidad de expresar lo que se desea correctamente y estaría evaluando el componente motor del lenguaje.

Comprensión: tiene en cuenta el nivel de entendimiento de lo que se está diciendo en una conversación y evalúa el área sensitiva del lenguaje.

Repetición: se evalúan varias características a la vez, requiere de la compresión para poder transmitir un mensaje claro de lo que se ha mencionado anteriormente, para que lo replique de la misma forma, evaluando todo el circuito del lenguaje.

Denominación: es la capacidad de poder nombrar los objetos y cuenta como una característica adicional que evalúa el área sensitiva.

Lectura y Escritura: son las últimas 2 características a evaluar, sin embargo, éstas pueden estar condicionadas por factores externos. Por lo que para hacer una evaluación de afasia, serán tenidas en cuenta en un segundo plano.

Tipos de Afasia

Afasia de Broca o Motora: aquí se encuentra una alteración en el área de broca y lo más frecuente es que se presente a partir de eventos cardiovasculares. Se identifica porque el paciente tiende a desviar la mirada hacia el área de la lesión o a presentar episodios de hemiparesia contralateral. En este caso se encuentra alterada la fluidez del paciente, con la imposibilidad de hablar, comprende lo que se le dice pero es incapaz de nominarlo o repetirlo correctamente.

Afasia de Wernicke o Sensitiva: La fluidez se conserva, pero presentan parafasias, cambiando las palabras de lo que quiere decir y no es consciente de ello. El paciente cree que habla correctamente, pero no entiende lo que se le dice y tampoco es capaz de nominar ni repetir.

Afasia Global: es la combinación entre la motora y la sensitiva. Esta afasia se produce cuando hay una alteración cerebro vascular del total de la arteria cerebral media o la carótida interna. En este caso, se ve alterada la fluidez y la comprensión del paciente y este es incapaz de denominar y/o repetir.

Afasia Transcortical Motora: no se afecta como tal la corteza cerebral sino las estructuras adyacentes más profundas. A este tipo de afasia también se le conoce como la no fluida. Muy parecida a una afasia de broca, pero con la diferencia de que el paciente si puede repetir.

Afasia Transcortical Sensitiva: también conocida como la fluida. Presenta los síntomas de una afasia de Wernicke pero con la diferencia de que sí puede repetir.

Afasia conductiva: se presenta cuando se afecta el fascículo arqueado, rompiendo la comunicación entre el componente sensitivo y motor. El paciente con esta afasia presenta una fluidez y comprensión buena, pero es incapaz de denominar y repetir.

Afasia Anómica: se caracteriza porque la mayor parte de las características están bien: la fluidez, la comprensión y la repetición. Sin embargo falla en la denominación.

Síntomas de la afasia

Sus síntomas son fáciles de detectar, aunque su aparición pueden ser causa de otra enfermedad preexistente (sufrir una lesión cerebral). Problemas al hablar, frases cortas y fragmentadas, poner palabras en orden incorrecto, usar gramática incorrecta, cambiar sonidos o palabras, hablar sin sentido, necesitar tiempo para procesar el lenguaje, dificultad de seguir un habla muy rápida, tomar el significado literal de la figura retórica, problemas para leer y o escribir.

Tratamiento de la afasia

La terapia del habla-lenguaje es uno de los más usados por especialistas en el tratamiento del habla. La terapia le ayudará a utilizar sus capacidades de comunicación restantes de la mejor manera para lograr una comunicación asertiva. Esta terapia debe llevarse a cabo en entornos individuales como grupales. En este último, el terapeuta del habla y lenguaje aconsejará a la familia del paciente para que aprenda como comunicarse de la mejor manera con él y lograr un avance progresivo. Además de que la familia juega un papel vital en la recuperación del paciente.

Se sabe que la mayoría de los casos de afasia se deben a accidentes cardiovasculares por lo que evitarlos puede ser su mejor tratamiento. Hacer ejercicio regularmente, tener una dieta rica en frutas y verduras, limitar la sal y la grasa, dejar de fumar, mantener un peso saludable, control de la presión arterial, y buscar ayuda médica inmediata si se experimenta alguno de los síntomas.

Si te pareció interesante esta publicación y quieres descubrir toda la oferta formativa de ESNECA BUSINESS SCHOOL, ponte en contacto con Emagister y te ayudaremos a encontrar el curso perfecto para ti.

Si eres ya un estudiante de este centro y deseas contarnos tu experiencia ¡deja tu opinión en este formulario y ayuda otros estudiantes como tú a escoger mejor!

Maestría Internacional MBA en Administración y Dirección de Empresas
ESNECA BUSINESS SCHOOL.
$ 2.804.365
Ver más
Maestría Internacional en Business Intelligence y Big Data
ESNECA BUSINESS SCHOOL.
$ 2.804.365
Ver más
, , ,

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *